tienda happy yoga

retiro nuevo-02

ghee
GHEE (Mantequilla de Vida)

Considerado como el “Aceite de la Realeza”, el Ghee se obtiene mediante un proceso de “clarificación” de la mantequilla de vaca a través del cual se remueve el agua y la grasa sólida làctea. El resultado es un aceite dorado, translúcido y brillante que ha perdido su contenido de lactosa por lo cuál no requiere refrigeración y puede ser sometido a altas temperaturas sin romperse en radicales libres, convirtiéndolo en la mejor opción para la cocina y la mesa. Gran fuente de ácido butírico, linoleico y vitaminas A y D. En Ayurveda, sistema antiguo de sabiduría y salud holística originado en India, se utiliza como prescripción médica para potenciar el vigor y vitalidad de nuestra energía y fluido vital. El Ghee es el alimento de la eterna juventud con propiedades anti-virales, anti-cancerígenas, promueve la digestión, la memoria, la inteligencia, el fuego vital, entre muchas otras.

 

Pon 500 g mantequilla de vaca sin sal (Preferiblemente marca Alpina) en una olla de acero inoxidable a temperatura medio-bajo dejando que poco a poco se vaya derritiendo. Observara que se forma una espuma en la superficial, el sedimento en el fondo empieza a ponerse de color amarronado y la mantequilla tiene un color parecido al oro. En este momento el ghee está listo para su uso. Normalmente el proceso de elaboración dura entre 20 y 30 minutos. Transvasar el ghee con un chuchara sopera o salsera teniendo cuidado de evitar los sólidos lácteos o el contenido inferior de la fase de separación. (sólo el líquido dorado). Para máximo cuidado puedes utilizar una gaza o pedazo en la última fase de transvase del ghee a su recipiente de vidrio. (No utilizar recipientes de plástico para envasar. No es necesario guardarlo en la nevera y cuando más añejo es, más aumentan sus propiedades y cualidades. En verano suele tardar en solidificarse por que la temperatura ambiente es mas alta, más tiende a solidificarse. Si se quiere usar en estado líquido calentarlo al baño maría no directamente, pues el recalentamiento hace que pierda sus cualidades terapéuticas. Mejor conservarlo en un recipiente de vidrio. El ghee debe tener una aroma agradable, si su aroma es agria (rancio) o se vuelve agria es que el proceso no ha sido bien elaborado.